18 enero, 2016

Pidiendo disculpas

Esta entrada es simplemente para pedir disculpas por la ausencia que ha ocasionado que nuestro Club de lectura haya estado parado durante este mes. Diferentes causas personales han propiciado que no haya podido asumir el compromiso que tengo adquirido de actualización y moderación del blog, selección de propuestas de lectura y el dar respuesta y ánimo a cuantos socios y amigos lo componen, como a sus comentarios y reseñas. Después de tres años acudiendo casi a diario a la cita con el blog he pinchado. No hay excusa, debería haber previsto tal circunstancia y haber cedido el testigo.

Resumiendo, podemos decir que nuestro club de lectura solo tiene un objetivo: ser el punto de encuentro de un colectivo de personas interesadas por la literatura y concretamente por leer, tratando de dinamizar y motivar a ello y descubrir en cada libro leído, cosas que jamás encontraríamos en una lectura individual. Así que lo más urgente será proponer una lista de títulos a votar como lectura para Febrero. Mientras, puedes ir votando por las propuestas a la izquierda. Y si te apetece o tienes una propuesta de lectura para Marzo, pues hacerla desde ya aquí.

También preguntar quién ha leído "Pasado Perfecto" de Leonardo Padura y realizar la reseña de la novela sobre la que comentaremos el resto. Sería de gran ayuda para retomar nuestra actividad.

Aprovecho para apuntar que si alguien se encuentra capacitado para llevar la actividad del blog o comprometerse a realizar más trabajo, estaría encantado de apartarme por un tiempo pues otros menesteres requieren de mi dedicación en este periodo. Aunque yo seguiré remando como hasta ahora. Y tendremos tiempo de considerar cambios y de perfeccionar y adaptar nuestros objetivos. 

Gracias por estar siempre ahí. Pero vamos a lo que vamos... a leer ;)) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación y punto de vista es lo que hace a este club crecer y edificarnos a todos como lectores.
Aquí aprendemos a leer, en un periodo en el que todo el mundo escribe y habla por los codos, nosotros leemos y escuchamos.